Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas (Comunicación)

Comunicación

En marcha la formación del Programa Concilia Medicamentos 2 para coordinar la medicación tras el alta hospitalaria

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, Juan Ramón Santana Ayala, acompañado por la secretaria general del Consejo General de Colegios, Raquel Martínez, y por la Contadora del Consejo, Cristina Tiemplo, abrió ayer por videoconferencia en el Aula Magna del Centro de Salud de Canalejas de Las Palmas de Gran Canaria, las sesiones de formación del Programa Concilia Medicamentos 2, en el que participan farmacéuticos comunitarios, de atención primaria y de hospital.

Juan Ramón Santana enmarcó el Concilia Medicamentos 2 en el nuevo modelo de farmacia asistencial promovida por el Consejo General en la Declaración de Córdoba, y destacó que es el tercer proyecto de servicio profesional relacionado con el uso de los medicamentos, tras el SPD y ConSigue, que emprende el Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas.

Con este curso, prosiguió, se inicia el pilotaje de este servicio profesional con centros hospitalarios públicos y privados, dijo que la idea y el principal objetivo del programa es intentar detectar problemas con la medicación al pasar el usuario entre distintos niveles asistenciales hospitalarios, atención primaria y comunitario.

Además, indicó que “el segundo objetivo, también muy importante para nosotros, es que se establezcan líneas de comunicación entre los distintos niveles asistenciales, mecanismos de relación entre farmacéuticos y profesionales de los distintos niveles, pues harán más eficiente a nuestro buen modelo sanitario”.

El presidente agradeció el interés y la participación de los farmacéuticos en el programa, pues “supone situar de nuevo a Canarias en la vanguardia a la hora de implantar este tipo de servicios, que desde el Colegio esperamos que contribuyan a una gestión más eficaz y eficiente y que den valor a todos los actores que pueden beneficiarse de la interacción entre los distintos niveles asistenciales”.

“Entendemos –concluyó- que con este programa habrá un antes y un después en nuestra profesión y en el funcionamiento del sistema, donde los profesionales tenemos que interrelacionarnos más para contribuir a la sostenibilidad del Sistema de Salud y a la calidad de vida de los pacientes y usuarios”.

Concilia Medicamentos 2

El objetivo de este programa es analizar las discrepancias entre los medicamentos prescritos a un paciente (antes y después de la hospitalización) y estimar el impacto de las intervenciones farmacéuticas tras la puesta en marcha del servicio de conciliación al alta, coordinado entre los distintos niveles asistenciales.

De este modo se pretende mejorar la seguridad de los pacientes en torno a su medicación y conciliar sus tratamientos tras un ingreso hospitalario. El trabajo de campo tendrá una duración entre 8 y 10 meses. Una vez finalizado, se evaluará el impacto de este servicio en términos clínicos, económicos y organizativos.

El 50% de los errores, en las transiciones asistenciales

La Organización Mundial de la Salud muestra que, en la Unión Europea, aproximadamente un 10% de los pacientes presentan efectos adversos a los medicamentos como consecuencia de la hospitalización, lo que produce una muerte por cada 100.000 habitantes, alrededor de 5.000 muertes al año. En España, el Estudio Nacional de Efectos Adversos relacionados con la hospitalización indicó ya en 2005 que la incidencia de efectos adversos relacionados con la asistencia sanitaria es del 9,3%, y según el Institute for Safe Medication Practices el 50% de todos los errores de medicación ocurren en las transiciones asistenciales.

La aparición de estos efectos adversos y de problemas asociados a la falta de seguridad o efectividad de los tratamientos suele ser debido a los cambios en la medicación durante la estancia hospitalaria, la participación de diferentes profesionales en el cuidado del paciente y la inadecuada documentación y transferencia de información entre ellos.

Para ello, los farmacéuticos de los diferentes niveles asistenciales, en coordinación con otros profesionales sanitarios, van a comparar la lista de medicamentos antes del ingreso y después del alta hospitalaria, asegurando que el tratamiento es adecuado, está actualizado y que el paciente lo utiliza correctamente. 

Curso de obligaciones administrativas en la oficina de farmacia en Lanzarote y Fuerteventura

Farmacéuticos titulares y adjuntos de Lanzarote participaron en las dos sesiones del curso de obligaciones administrativas en la oficina de farmacia en el Aula de Formación de la Cámara de Comercio de Lanzarote.

El curso ha tenido una alta demanda, rozando el medio centenar de participantes y ha sido muy valorado por los asistentes, tanto por la calidad de los ponentes, el jefe del Servicio de Ordenación Farmacéutica del Servicio Canario de la Salud, Rodolfo Ríos, y los inspectores farmacéuticos Lourdes Mayo, Guacimara Luján y José Caballero, como por los aspectos organizativos.


Fuerteventura

La totalidad de los titulares de oficinas de farmacia de Fuerteventura y un numeroso grupo de farmacéuticos adjuntos han participado en el segundo curso y último de obligaciones administrativas en la oficina de farmacia que se ha celebrado en el Aula de Formación del Hospital General de Fuerteventura.

El curso ha sido impartido por el Jefe del Servicio de Ordenación Farmacéutica del Servicio Canario de la Salud Rodolfo Ríos y por el inspector farmacéutico José Caballero y se desarrolló de forma ágil e interactiva.    ¿Puede un médico podólogo prescribir benzodiacepinas?, ¿puede un titular de oficina de farmacia recurrir una sanción?, ¿existe descuento por pronto pago de una sanción?, ¿se puede dispensar una receta con una firma fotocopiada o debe ser de tipo electrónico?...estas y otras muchas cuestiones fueron planteadas y respondidas en esta última parte del programa del curso,  que profundizó mucho en el acto de la dispensación, los servicios profesionales farmacéuticos, actividad sancionadora, o los tipos de sanciones, entre otros aspectos. 

Noticias del COF de Las Palmas


Volver al resumen

14/09/2018

Bartolomé Domínguez: “Tenemos que responsabilizar al paciente, haciéndole ver que la salud va más allá del medicamento”

Entrevista al presidente de SEFAC Canarias, Bartolomé Domínguez del Río, con motivo del acto sobre “El farmacéutico comunitario en la salud pública” que tendrá lugar los días 20 y 21 de septiembre en Lanzarote.


La próxima semana, la SEFAC ha programado dos actos en Lanzarote, un coloquio sobre “El papel de los servicios profesionales farmacéuticos en la promoción de la salud pública” y una carpa de servicios profesionales farmacéuticos que se instalará en Arrecife de Lanzarote, ¿cuáles son los objetivos de estas actividades?

En realidad es un solo acto dividido en dos partes, la primera parte es un coloquio precedido de una ponencia basado en el protagonismo que pueda tener la farmacia comunitaria como agente promotor de la salud. Ineludiblemente se hablará de los servicios profesionales farmacéuticos y, en la segunda parte, en la carpa, se podrá ver de forma práctica la realización de esos servicios profesionales promoviendo la salud.

La ponencia estará cargo de Erio Ziglio, actualmente profesor de Salud Pública en la Universidad del Tirol, en Austria, y miembro del claustro de la Universidad de Glasgow. Tratará del concepto de promoción de la salud y su relación con la farmacia comunitaria, dando pie a un coloquio donde intervendrán la Administración, los pacientes, las sociedades científicas médicas, la organización farmacéutica colegial y SEFAC como sociedad científica farmacéutica, aportando cada uno su punto de vista.

Esta es la tercera carpa de la SEFAC en Canarias, tras las instaladas en el parque de San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria y en la plaza de La Candelaria en Santa Cruz de Tenerife, ¿cómo ha sido la experiencia en las anteriores y cuáles son las expectativas de la de Arrecife de Lanzarote?

La carpa no solo es un evento para dar a conocer la actividad del farmacéutico a la población, sino también es una actividad científica con protocolos consensuados y cerrados con las sociedades científicas sanitarias sobre cada uno de los servicios profesionales farmacéuticos que se desarrollan. La carpa ha rotado por muchísimas capitales de provincias y llevarla a Arrecife ha supuesto un especial esfuerzo. La primera carpa de Las Palmas lo fue a nivel nacional, se tomaron datos para los registros estadísticos y la posterior de Santa Cruz ya fue más rodada. Hemos recopilado resultados en las carpas de Tenerife y Gran Canaria que se han publicado en los congresos nacionales de SEFAC y esperamos mejorar los resultados en la carpa de Arrecife.

Previamente a la instalación de la carpa se ha convocado un coloquio en el teatro de San Bartolomé de Lanzarote, ¿a quiénes va dirigido?

Fundamentalmente a los compañeros farmacéuticos, tanto de Lanzarote como de todo el archipiélago, a todos los profesionales sanitarios que quieran acudir para que puedan hacerse una idea real de lo que puede aportar la farmacia en promoción de salud, a los pacientes y la población, y, por supuesto a los políticos, demostrando que la farmacia tiene cabida dentro de las necesidades de los sistemas de salud.

¿Cuál es la dimensión actual del farmacéutico en la promoción de la salud pública? ¿Es proporcional en función de las potencialidades que tiene como profesional de la salud?

Siempre la farmacia ha sido un agente promotor de salud, lo que pasa es que la evolución que ha tenido la farmacia hacia la dispensación de la prescripción como eje fundamental de su actividad, y el no registrar y publicar su actividad cotidiana, ha relegado a un segundo plano este potencial del farmacéutico como agente de salud pública. Sin duda se puede hacer mucho más. Si se fuese consciente del potencial se podría multiplicar el efecto, la posibilidad de realizar campañas hacia la población coordinadas con los servicios de salud, la atención farmacéutica apoyada en los servicios profesionales farmacéuticos, mejorando la racionalidad del uso de medicamento y la calidad de la dispensación, así como la relación con el prescriptor, actuando con la adherencia y en el abordaje del enfermo crónico, uno de los problemas que tiene hoy la sanidad. Es muy importante que con nuestra actividad responsabilicemos al paciente, haciéndole ver que la salud va más allá del medicamento.

¿Esta dimensión es valorada por los otros agentes sanitarios, por los usuarios y por la Administración?

Todas las encuestas y todas las entrevistas que se realizan al usuario de la farmacia, y sobre la farmacia, muestran la satisfacción tanto de la farmacia comunitaria como establecimiento sanitario, como del farmacéutico comunitario como agente de salud, pero a la hora de concretarla y, en la relación con otras profesiones sanitarias y con la Administración, hay que poner de relieve nuestro papel y nuestra capacidad para que no nos vean como profesionales con intereses diferentes a los del sistema sanitario o de la comunidad.

SEFAC

El principal fin de la SEFAC es promover y fomentar el progreso científico de la farmacia comunitaria y familiar y de la atención farmacéutica, tanto desde el establecimiento sanitario como en el ámbito de la atención sociosanitaria, divulgando e impulsando los conocimientos de la profesión y sus principios, así como la calidad de los servicios que presta, y tiene como misión liderar la evolución del farmacéutico comunitario desde la provisión del medicamento a la prestación de servicios profesionales farmacéuticos centrados en el paciente y en la población, en el ámbito de la atención primaria y sociosanitaria y en coordinación con otros profesionales de la salud.



Volver al resumen



Mapa
Llamada