Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas (Comunicación)

Comunicación

Sanidad valora en el Parlamento la implicación y las aportaciones de los Colegios de Farmacéuticos en el Compromiso para la mejora de la Sanidad Pública de Canarias

La Consejería de Sanidad  del Gobierno de Canarias ha expresado su agradecimiento a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Canarias por su implicación y sus aportaciones al Compromiso para la Mejora de la Sanidad Pública de Canarias, en una respuesta a una pregunta oral formulada por el diputado del Grupo Parlamentario Nacionalista, José Manuel Pitti González, en el Parlamento de Canarias.

En la respuesta se señala que "los colegios oficiales de farmacéuticos de Canarias se adhirieron a la firma del Compromiso para la mejora de la Sanidad Pública de Canarias desde su inicio junto con más de cuarenta organizaciones, entre sindicatos, colegios profesionales y asociaciones de usuarios y pacientes, que lo han hecho ya a fecha de hoy”

En el caso de los colegios de farmacéuticos de ambas provincias, prosigue la respuesta, hay que destacar que “participaron activamente presentando aportaciones al documento inicial del compromiso. Esas aportaciones se realizaron conjuntamente con cuatro asociaciones de pacientes (ADIGRAN, ALCER, Canarios con Corazón, AECC Y ASOCEPA), y tienen aún más valor si cabe para esta consejería por aunar los intereses profesionales con los de los pacientes”.

Las aportaciones que realizaron están relacionadas con los medicamentos (adherencia, conciliación, seguimiento, fármacoterapéutico), con la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud (campañas de vacunación, control de peso en niños,... ) que, sin duda, contribuirán a la mejora de la sanidad pública en Canarias, indica el texto de la respuesta de la Consejería de Sanidad al diputado José Manuel Pitti González.

Las aportaciones de los farmacéuticos, elaboradas conjuntamente por los colegios profesionales de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife en estrecha colaboración con las asociaciones de pacientes Adigran, ALCER, Canarios con Corazón, ASOCEPA, y la Asamblea Provincial de Las Palmas de la AECC, se recogieron en el documento titulado “Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales de la farmacia comunitaria”.

El documento, uno de los primeros que se presentaron al “Compromiso para la Mejora de la Sanidad Pública de Canarias”, incluyó una serie de propuestas orientadas a promover una participación más activa de los farmacéuticos en nuestro sistema público sanitario a través de la implantación y desarrollo de una cartera de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales coordinada y adaptada a las necesidades sanitarias de Canarias. 

Noticias del COF de Las Palmas


Volver al resumen

14/09/2018

Bartolomé Domínguez: “Tenemos que responsabilizar al paciente, haciéndole ver que la salud va más allá del medicamento”

Entrevista al presidente de SEFAC Canarias, Bartolomé Domínguez del Río, con motivo del acto sobre “El farmacéutico comunitario en la salud pública” que tendrá lugar los días 20 y 21 de septiembre en Lanzarote.


La próxima semana, la SEFAC ha programado dos actos en Lanzarote, un coloquio sobre “El papel de los servicios profesionales farmacéuticos en la promoción de la salud pública” y una carpa de servicios profesionales farmacéuticos que se instalará en Arrecife de Lanzarote, ¿cuáles son los objetivos de estas actividades?

En realidad es un solo acto dividido en dos partes, la primera parte es un coloquio precedido de una ponencia basado en el protagonismo que pueda tener la farmacia comunitaria como agente promotor de la salud. Ineludiblemente se hablará de los servicios profesionales farmacéuticos y, en la segunda parte, en la carpa, se podrá ver de forma práctica la realización de esos servicios profesionales promoviendo la salud.

La ponencia estará cargo de Erio Ziglio, actualmente profesor de Salud Pública en la Universidad del Tirol, en Austria, y miembro del claustro de la Universidad de Glasgow. Tratará del concepto de promoción de la salud y su relación con la farmacia comunitaria, dando pie a un coloquio donde intervendrán la Administración, los pacientes, las sociedades científicas médicas, la organización farmacéutica colegial y SEFAC como sociedad científica farmacéutica, aportando cada uno su punto de vista.

Esta es la tercera carpa de la SEFAC en Canarias, tras las instaladas en el parque de San Telmo de Las Palmas de Gran Canaria y en la plaza de La Candelaria en Santa Cruz de Tenerife, ¿cómo ha sido la experiencia en las anteriores y cuáles son las expectativas de la de Arrecife de Lanzarote?

La carpa no solo es un evento para dar a conocer la actividad del farmacéutico a la población, sino también es una actividad científica con protocolos consensuados y cerrados con las sociedades científicas sanitarias sobre cada uno de los servicios profesionales farmacéuticos que se desarrollan. La carpa ha rotado por muchísimas capitales de provincias y llevarla a Arrecife ha supuesto un especial esfuerzo. La primera carpa de Las Palmas lo fue a nivel nacional, se tomaron datos para los registros estadísticos y la posterior de Santa Cruz ya fue más rodada. Hemos recopilado resultados en las carpas de Tenerife y Gran Canaria que se han publicado en los congresos nacionales de SEFAC y esperamos mejorar los resultados en la carpa de Arrecife.

Previamente a la instalación de la carpa se ha convocado un coloquio en el teatro de San Bartolomé de Lanzarote, ¿a quiénes va dirigido?

Fundamentalmente a los compañeros farmacéuticos, tanto de Lanzarote como de todo el archipiélago, a todos los profesionales sanitarios que quieran acudir para que puedan hacerse una idea real de lo que puede aportar la farmacia en promoción de salud, a los pacientes y la población, y, por supuesto a los políticos, demostrando que la farmacia tiene cabida dentro de las necesidades de los sistemas de salud.

¿Cuál es la dimensión actual del farmacéutico en la promoción de la salud pública? ¿Es proporcional en función de las potencialidades que tiene como profesional de la salud?

Siempre la farmacia ha sido un agente promotor de salud, lo que pasa es que la evolución que ha tenido la farmacia hacia la dispensación de la prescripción como eje fundamental de su actividad, y el no registrar y publicar su actividad cotidiana, ha relegado a un segundo plano este potencial del farmacéutico como agente de salud pública. Sin duda se puede hacer mucho más. Si se fuese consciente del potencial se podría multiplicar el efecto, la posibilidad de realizar campañas hacia la población coordinadas con los servicios de salud, la atención farmacéutica apoyada en los servicios profesionales farmacéuticos, mejorando la racionalidad del uso de medicamento y la calidad de la dispensación, así como la relación con el prescriptor, actuando con la adherencia y en el abordaje del enfermo crónico, uno de los problemas que tiene hoy la sanidad. Es muy importante que con nuestra actividad responsabilicemos al paciente, haciéndole ver que la salud va más allá del medicamento.

¿Esta dimensión es valorada por los otros agentes sanitarios, por los usuarios y por la Administración?

Todas las encuestas y todas las entrevistas que se realizan al usuario de la farmacia, y sobre la farmacia, muestran la satisfacción tanto de la farmacia comunitaria como establecimiento sanitario, como del farmacéutico comunitario como agente de salud, pero a la hora de concretarla y, en la relación con otras profesiones sanitarias y con la Administración, hay que poner de relieve nuestro papel y nuestra capacidad para que no nos vean como profesionales con intereses diferentes a los del sistema sanitario o de la comunidad.

SEFAC

El principal fin de la SEFAC es promover y fomentar el progreso científico de la farmacia comunitaria y familiar y de la atención farmacéutica, tanto desde el establecimiento sanitario como en el ámbito de la atención sociosanitaria, divulgando e impulsando los conocimientos de la profesión y sus principios, así como la calidad de los servicios que presta, y tiene como misión liderar la evolución del farmacéutico comunitario desde la provisión del medicamento a la prestación de servicios profesionales farmacéuticos centrados en el paciente y en la población, en el ámbito de la atención primaria y sociosanitaria y en coordinación con otros profesionales de la salud.



Volver al resumen