Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas (Comunicación)

Comunicación

La Farmacia Rosario Martín Balmes, la primera de Canarias en obtener el sello SICTED de la Secretaría de Estado de Turismo


La Farmacia Rosario Martín Balmes ha obtenido el sello del Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (SICTED) que concede la Secretaría de Estado de Turismo, y es la primera de Canarias en obtener este reconocimiento.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, el vicepresidente y consejero de Turismo del Cabildo, Blas Acosta, y la directora de Ordenación y Promoción Turística del Gobierno canario, Candelaria Umpiérrez, han sido los encargados de entregar este sello de calidad, que en la edición de este año acreditó también a tres restaurantes de Fuerteventura.

A los distinguidos este año se suman los negocios y servicios municipales que han conseguido renovar el distintivo: las oficinas de información turística de los municipios de La Oliva, Tuineje y Pájara además de la Casa Rural La Morisca y SBH Mónica Beach Resort.

Marcial Morales destacó la importancia de que “más de un centenar de empresas tengan ya este certificado de calidad que concede el Gobierno central en colaboración con el de Canarias y el Cabildo”, pues dijo, significa “una expresión clara que realizan la mayor parte de las empresas vinculadas directa o indirectamente al turismo encaminada a la excelencia, que es el presente y futuro del sector en Fuerteventura”.

Por su parte, Blas Acosta agradeció a todas las empresas instaladas en Fuerteventura que hayan optado por sumarse a esta iniciativa y añadió que “hoy estamos de enhorabuena porque celebramos las más de cien empresas con este reconocimiento”.

SICTED es un proyecto de mejora de la calidad de los destinos turísticos promovido por la Secretaría de Estado de Turismo con el apoyo de la Federación Española de Municipios y Provincias, que trabaja con empresas y servicios turísticos de hasta 32 oficios diferentes, con el objetivo último de mejorar la experiencia y satisfacción del turista. 

Noticias del COF de Las Palmas


Volver al resumen

09/10/2018

Manuel Herrera aboga en el Congreso de Burgos por una norma estatal común para la gestión de los residuos sanitarios en las farmacias

El vocal de Salud Pública del COF de Las Palmas, Manuel Herrera Artiles, solicitó una norma estatal común para la gestión de residuos sanitarios y una norma de calidad ambiental específica a la Farmacia Comunitaria, en la sesión técnica titulada “Gestión medioambiental desde la Farmacia Comunitaria” del 21 Congreso Nacional Farmacéutico, celebrado en Burgos con el lema “Farmacia 21, más asistencial, más con el paciente, y más innovadora”.

Manuel Herrera añadió que actualmente existe la norma ISO 14001, pero que no se adapta a la actividad sanitaria realizada en las farmacias comunitarias, y recordó que “no debemos olvidarnos de esa vertiente sanitaria de una gestión correcta de los residuos en nuestra actividad profesional”.

En su exposición, recordó que desde la publicación en 2008 de la “Directiva Marco de Residuos”, transpuesta al ordenamiento jurídico español por la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados, se intentó desligar la relación directa existente entre crecimiento económico y producción de residuos, con el fin de reducir tanto la cantidad y contenido en sustancias peligrosas como los impactos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente de los residuos generados.

Las farmacias comunitarias, dijo, están reconocidas como establecimientos sanitarios por lo que, además de la norma estatal sobre residuos les son de aplicación las normativas autonómicas correspondientes de gestión de residuos sanitarios, que clasifican los residuos generados en las actividades sanitarias en varios grupos que, a su vez varía según la Comunidad Autónoma de la que se trate, dependiendo de la forma de gestionar su eliminación.

Además apuntó que los servicios farmacéuticos cada vez son más, y más variados, y hay que tener en cuenta los residuos que se generan con cada servicio prestado.

Manuel Herrera puso de manifiesto la disparidad existente en la regulación de los residuos, e informó de que de las diecisiete leyes de Ordenación Farmacéutica autonómicas solo cuatro, Andalucía, Asturias, Baleares y La Rioja, incluyen entre las obligaciones de los farmacéuticos titulares la gestión de los residuos generados en la actividad profesional.

También contrastó el hecho de que los residuos de medicamentos están gestionados de forma ejemplar por SIGRE, preguntándose qué ocurre con el resto de residuos: casos de las agujas de insulina, lancetas de pruebas biológicas (glucosa, colesterol,..), restos de fórmulas magistrales, residuos de productos químicos o sus envases. En este sentido, explicó que lo “lo primero que debemos saber es si se trata de residuos o envases de residuos peligrosos y hay que conocer la forma de clasificarlos, etiquetarlos y almacenarlos adecuadamente hasta la entrega a un gestor autorizado para su eliminación”.

Advirtió asimismo que algunos de los residuos generados en la farmacia comunitaria están considerados residuos peligrosos y detalló las obligaciones administrativas que implican para los farmacéuticos.

 PHOTO-2018-10-09-16-19-06.jpg
 O4A9695.jpg


Volver al resumen