Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas (Comunicación)

Comunicación


Cien farmacias del Colegio de Las Palmas ya están inscritas en el CISMED, pero hay que triplicar el número

El Colegio de Las Palmas se ha sumado a la estrategia planteada por el Consejo General para hacer frente y reducir los problemas que causan a los pacientes y usuarios el desabastecimiento de medicamentos. El asunto tiene relevancia, la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) ha presentado un Plan de Garantías de Abastecimiento de Medicamentos y ha puesto en marcha el pasado año un Informe semestral sobre la situación de los problemas de suministro en España, de los que se han publicado los dos de 2018 y en breve deberá salir el del primer semestre de 2019.

El Consejo General considera que el desabastecimiento y la falta de medicamentos que está afectando desde hace años a España, al igual que al resto de Europa, podría convertirse en un problema de salud pública, y aunque la AEMPS a través del Centro de Información de Medicamentos (CIMA) recoge los desabastecimientos de medicamentos informados por laboratorios o comunidades autónomas, los datos del CIMA no siempre coinciden con la realidad de las farmacias y los medicamentos que están en falta en sus distribuidores, lo que se ha podido demostrar con el Centro de Información sobre Suministro de Medicamentos (CISMED) creado por el Consejo General.

Como se puso de manifiesto en la última Asamblea Informativa de la Vocalía de Oficina de Farmacia, el Colegio de Las Palmas considera muy importante el CISMED para detectar en tiempo real situaciones generalizadas de problemas de suministro de medicamentos y poder buscar alternativas que solucionen o permitan paliar la situación. El CISMED ha permitido identificar problemas en el suministro que después la AEMPS ha calificado posteriormente como medicamentos con “problemas de suministro”.

Numerosas oficinas de farmacia del Colegio de Las Palmas se han ido sumando paulatinamente al CISMED, en estos momentos se ha llegado al centenar de farmacias inscritas, de las que cuarenta están informando de situaciones de desabastecimiento. Por ello se está en un buen punto de partida, las farmacias que ya participan tienen una información valiosa para la atención a los usuarios en caso de desabastecimiento, pero el éxito y la mayor eficiencia se alcanzarán cuando se logre superar un noventa por ciento de farmacias informando. Aunque se ha avanzado, el COF de Las Palmas está todavía lejos de la media nacional de farmacias inscritas.

Tras farmacéuticas, María Dolores Almeida, Loreto Gómez y Rocío Pulido, y el farmacéutico Manuel Acosta, se han inscrito en el CISMED y responden sobre su experiencia y motivos por los que decidieron su participación en el cuestionario siguiente:

1.- ¿Cuánto tiempo lleva en el CISMED y por qué se inscribió?

2.- ¿Cuál es su experiencia?

3.- ¿Qué aporta para la gestión de la farmacia?

4.- ¿Qué ventajas reporta para el conjunto de las oficinas de farmacia y para los usuarios?

 

María Dolores Almeida: “No olvidemos que el paciente lo es, hasta que le entregamos la medicación y, facilitemos la adherencia. ¡Todos a por el CISMED!”

1. Desde que se creó el programa CISMED me adherí porque era una herramienta que veía muy necesaria para facilitar la comunicación a tiempo real  con el Colegio y el Consejo General de las faltas en el suministro de medicamentos por parte de los laboratorios.  Dada la lejanía que tenemos con la Península, los desabastecimientos no coinciden con los publicados por la AEMPS. Hay tres semanas de diferencia, por el tiempo en que tarda en llegar la medicación y el alto stockaje del que disponemos.

2. Es preocupante el que los pacientes no lleven una continuidad en su tratamiento, pues ya de por sí se presentan  múltiples factores contra los que luchamos para ayudarles a seguir la adherencia. Ahora nos ha llegado uno añadido: el tener que darles otro envase, sabiendo que la mayoría de crónicos, son mayores y se lían.

3. El CISMED facilita la gestión a la oficina de farmacia, sabiendo tomar las decisiones oportunas para favorecer la continuidad de los tratamientos Por todo esto, yo le pediría a los compañeros adherirse. La información que enviamos por medio de un programa informático no causa nada de trabajo y sí múltiples beneficios.

4. Uno de los beneficios es que cuanta más información demos las oficinas de farmacia al Colegio, más completos serán los listados y, cuando esto suceda, se facilitará entre otras, información al sistema médico colegial para que el médico esté al tanto de los desabastecimientos. No olvidemos que el paciente lo es, hasta que le entregamos la medicación y, facilitemos la adherencia. ¡Todos a por el CISMED!

 

Loreto Gómez: “Forma fundamentada, probada e irrefutable de demostrar los desabastecimientos que estamos sufriendo desde hace varios meses”

1. En el CISMED llevo escasamente quince días. Nos inscribimos porque me pareció una forma fundamentada, probada e irrefutable de demostrar los desabastecimientos que estamos sufriendo desde hace varios meses. Dato también importante a la hora de aportar un argumento más ante el disparate que pretende la Administración con las subastas de medicamentos a nivel nacional.

2. Con el poco tiempo que llevamos, mi experiencia en resultados es nula. Lo único que puedo decir es que, una vez configurado en el programa de gestión, mandar la información al CISMED no cuesta nada en absoluto.

 3. De momento para la gestión, tengo que ser sincera, no me aporta nada, pero supongo que es porque aún no me manejo bien con él y todavía funciono mirando las fichas de los medicamentos en cuestión para comprobar desde cuándo no los tengo en la botica, o con la página de los mayoristas y que éstas me confirmen.

 4. Las ventajas que reportará, para el resto de las oficinas y los usuarios son los mismos motivos por los que nos adherimos al CISMED: demostrar a la Administración que el desabastecimiento es real y que llega un momento en que ya no se trata de una marca u otra, sino que termina por incluir todo el grupo homogéneo de una molécula, ya que la falta de un laboratorio va arrastrando a todas los demás. Si el Gobierno español se empeña en seguir bajando los precios a los medicamentos es lógico que los laboratorios sirvan a nuestro país en último lugar y cuando les alcanza la producción. Tontos serían en esta industria que se ha convertido en una máquina de hacer dinero y no de generar salud, si vendieran de manera prioritaria al que menos rendimiento les aporta. 

 

Rocío Pulido: “Los frecuentes desabastecimientos que sufrimos en los últimos tiempos impiden la adherencia a los tratamientos y el cumplimiento terapéutico,  generando problemas de salud y costes económicos vinculados”

1. Mi inscripción oficial en CISMED comenzó el 14 de junio de 2019. Me inscribí porque considero que es una herramienta fundamental para la oficina de farmacia. Es un sistema basado en la comunicación entre las farmacias y nuestro Colegio que permite detectar en tiempo real situaciones de desabastecimiento generalizadas. De esta manera, los colegios reciben información de los problemas de abastecimiento en sus provincias que remiten al Consejo General para tratarla, lo que  permite adoptar decisiones para el adecuado cumplimiento de la asistencia farmacéutica. Es muy fácil de usar y nos proporciona muchas ventajas a nivel de paciente, farmacia y colectivo.

2. Apenas llevo un mes inscrita, pero la experiencia es satisfactoria. La labor diaria de la farmacia no se ve afectada ni supone un trabajo extra a la burocracia cotidiana.

3. El disponer de la información de desabastecimiento casi en tiempo real nos permite  tomar las decisiones pertinentes con el fin de garantizar, en la medida de lo posible, la continuidad de los tratamientos de los pacientes, y evitar así alteraciones en la toma de medicamentos. Podemos ofrecer alternativas cuando sea posible la sustitución e incluso informar al médico si cree conveniente revisar el tratamiento para permitir la continuidad del mismo y conseguir los objetivos deseados.

4. Los problemas en el suministro de medicamentos representan una dificultad para los profesionales sanitarios y, por supuesto, un riesgo para los pacientes. Los frecuentes desabastecimientos que sufrimos en los últimos tiempos impiden la adherencia a los tratamientos y el cumplimiento terapéutico, generando problemas de salud y costes económicos vinculados. El disponer previamente de la información de dichos problemas de suministro, gracias al CISMED, ayuda minimizar estos inconvenientes. El CISMED, también es útil a nivel del colectivo ya que permite justificar de manera “oficial” sustituciones realizadas en los planes de tratamiento emitidos por el médico y las decisiones tomadas desde los COF a nivel de facturación. Con dicha información, las administraciones sanitarias podrán tomar medidas al respecto. Sería interesante que la información obtenida en el CISMED llegara a los médicos prescriptores para que no prescriban lo que no hay disponible y para que pueda sustituirlo in situ y evitar que el paciente peregrine de la farmacia a la consulta del médico buscando alternativas para poder continuar su tratamiento. Invito a todos mis compañeros de profesión a que se adhieran al CISMED, por las grandes ventajas que nos proporcionan, cuantos más seamos los inscritos, más y mejor será la información obtenida.

 

Manuel Acosta: “El evitar que los pacientes estén recorriendo todas las farmacias buscando un medicamento que no van a conseguir, salvo milagro, es un avance importante que debe ser unos de nuestros objetivos principales”

1. Llevo aproximadamente un mes. La idea era participar de un proyecto que nos puede aportar herramientas para buscar soluciones de manera conjunta a los desabastecimientos de medicamentos que estamos sufriendo todos en la actualidad. Es un problema que afecta a las instituciones, a los profesionales sanitarios y, de forma más importante aún, a los pacientes. Es imposible no colaborar en algo así. 

2. Pues por el momento, nada negativo. Envío regularmente las incidencias de las faltas sin ningún problema. Aún estamos en fases preliminares del proyecto por lo que espero que en el futuro podamos tener de forma regular un feedback que sea útil para dar soluciones en nuestro día a día. 

3. Entiendo que cuando esté plenamente desarrollado y con amplia cobertura nos ayudará a tomar decisiones por el bien de nuestros pacientes. Va a ser una herramienta más que usaremos día a día para el conocimiento de la situación real de cada desabastecimiento en particular. Será imprescindible porque cada desabastecimiento puntual puede tener diferentes formas de resolución desde la oficina de farmacia.

4. Siempre es positivo encarar nuestros problemas de forma colectiva. El tener una foto de los desabastecimientos de  todas las oficinas de Farmacia  ayuda mucho a poder actuar de la forma más correcta posible. Nos podemos imaginar lo útil que sería esta información bien presentada y vehiculizada en la propia consulta médica. Sería de gran ayuda para los médicos saber qué es lo que hay en las oficinas de farmacia y qué medicamentos son casi imposibles encontrar. El evitar que los pacientes estén recorriendo todas las farmacias buscando un medicamento que no van a conseguir, salvo milagro, es un avance importante que debe ser unos de nuestros objetivos principales. Es indudable que esto daría una mayor cohesión a los distintos niveles del sistema sanitario y  generaría una mayor confianza de los pacientes en el mismo. 


 

Noticias del COF de Las Palmas


Volver al resumen

17/04/2018

Entrevista al vocal de Óptica del Colegio Oficial de Santa Cruz de Tenerife y coordinador del Comité Organizador de las IX Jornadas Farmacéuticas Canarias Manuel Ángel Galván

IX Jornadas Farmacéuticas Canarias. Entrevista al vocal de Óptica del Colegio Oficial de Santa Cruz de Tenerife y coordinador del Comité Organizador de las IX Jornadas Farmacéuticas Canarias Manuel Ángel Galván

Manuel Ángel Galván: “todas las actividades relacionadas con el medicamento deben ir acompañadas del paciente”

“Los nuevos medicamentos tienen que pasar necesariamente por quien está mejor formado para ello”

El Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Canarias convoca los próximos días 26, 27 y 28 de abril las IX Jornadas Farmacéuticas Canarias con el objetivo de ser un punto de encuentro para debatir la actualidad profesional, potenciar el diálogo, el intercambio de opiniones, mejorar las relaciones de los farmacéuticos de Canarias, partiendo de la farmacia asistencial, centrada en el paciente, e incorporando un notable componente político, que alcanza incluso simbólicamente al lugar de celebración de las Jornadas, la sede de la Presidencia del Gobierno de Canarias en Santa Cruz de Tenerife.

El vocal de Óptica del Colegio Oficial de Santa Cruz de Tenerife y coordinador del Comité Organizador de las IX Jornadas Farmacéuticas Canarias Manuel Ángel Galván, expone las principales propuestas que se tratarán la próxima semana en Tenerife.


P. El Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Canarias convoca las Jornadas Farmacéuticas Canarias ¿qué reflexiones plantean para los profesionales farmacéuticos y para la sociedad?

Las Jornadas convocadas por el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Canarias y organizadas por el Colegio de Santa Cruz de Tenerife proponen una reflexión sobre el futuro, sobre la necesidad de la farmacia de ir acompañando al paciente, utilizando las nuevas tecnologías, los nuevos servicios y los nuevos escenarios, en beneficio del paciente y la sociedad en general.
En este futuro el paciente no debe sólo ir acompañando en esta evolución, sino que debe ser el centro de las actuaciones. Este camino se hace por y para el paciente, por eso el lema de las jornadas “Innovando para el paciente”.

P. Cómo se presentan las Jornadas, hay una propuesta de conferencias de gran interés, con una significativa presencia política, talleres de formación y actividades al aire libre, ¿cuáles son sus expectativas?

El presidente del Comité organizador es Guillermo R. Schwartz Calero, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz de Tenerife.

Las expectativas del Comité organizador es que esta reflexión de todos los actores del sistema, -pacientes, sanitarios, políticos,…- dialoguemos y pongamos en común nuestras ideas y expectativas en el futuro, que además ya está aquí. Se tratarán temas de mucha importancia como “Los sistemas sanitarios centrados en el paciente”, “Deontología, ética, publicidad y profesionales sanitarios”, “Nuevos medicamentos: propuestas para su financiación”, “Servicios profesionales en la Oficina de Farmacia”, “Aportaciones desde el Senado a la Farmacia: un pacto por la sanidad”, “Pacientes integrados en los sistemas de salud: ¿Cuáles son sus preferencias?”, “Una nueva forma de ejercer la profesión”.

P. Pasamos del lema “La farmacia asistencial. Modelo del siglo XXI” de las jornadas de Agaete al lema “Innovando para el paciente” de las de Santa Cruz de Tenerife, ¿cómo han evolucionado las múltiples facetas de la profesión desde las anteriores jornadas?

“La farmacia asistencial” es un concepto con el que todos los farmacéuticos estamos de acuerdo, todas las actividades relacionadas con el medicamento deben ir acompañadas del paciente y en estas jornadas damos un paso más adelante añadiendo a la farmacia asistencial la innovación, porque nuestra profesión ha ido evolucionando de una manera constante desde las anteriores jornadas, una veces por reglamentaciones que nos imponen obligaciones, otras, la mayoría, a propuestas del propio sector farmacéutico que ve necesario el cambio en la forma de abordar la profesión, en darle contenido a toda nuestra vertiente de agentes de salud, haciendo uso del medicamento como herramienta vehicular de nuestras actuaciones, que nos permite establecer esa nueva relación con el paciente.

P. Los farmacéuticos y los profesionales de la salud son conscientes de que el paciente está cambiando, con una demanda asistencial cada vez mayor de crónicos, de dependientes o polimedicados, ¿los responsables políticos y la sociedad son conscientes de la importancia de estos cambios? ¿Qué puede aportar la profesión farmacéutica en las soluciones a esta demanda asistencial?

Los responsables políticos son conscientes de las nuevas demandas y de lo importante que es la sostenibilidad del sistema público, para que puede seguir siendo solidario y equitativo.
También somos conscientes los sanitarios, los farmacéuticos especialmente, que años atrás hemos colaborado inequívocamente apoyando el sistema público, incluso desde el punto de vista financiero, pero también lo son las asociaciones de pacientes, que demandan más servicios en menos tiempo.
La inversión de la pirámide poblacional, el aumento de la esperanza de vida y los nuevos tratamientos están cambiando el entorno de la sanidad, ocasionando un aumento del número de crónicos, polimedicados y dependientes, se abren nuevos retos, pero también nuevas soluciones de las que nosotros, los farmacéuticos debemos ser una parte muy importante.
Fruto de ésta consciencia, de todas las partes implicadas, es el Plan por el sostenimiento de la sanidad pública canaria, a propuesta de nuestro consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, en el que todos hemos participado aportando ideas y compromisos en este sentido y que ya se están comenzado a desarrollar.

P. El medicamento es el eje fundamental de la profesión farmacéutica, ante los nuevos medicamentos ¿Cómo ha de ser el posicionamiento de los farmacéuticos, de las oficinas de farmacia, y cómo es el de los médicos y el de la Administración?

El experto en el uso del medicamento, en la investigación y desarrollo, en la fabricación, distribución, dispensación, seguimiento de la adherencia y en definitiva todo lo que envuelve al uso racional de los medicamentos, es el farmacéutico. No se puede entender de otra manera, los nuevos medicamentos tienen que pasar necesariamente por quien está mejor formado para ello, por quien puede hacer un control real de la adherencia de los tratamientos y se debe facilitar al ciudadano la accesibilidad no sólo económica, sino geográfica y horaria a los medicamentos que necesita.
Con la administración se habla y habrá que seguir hablando de nuevos medicamentos y si se tiene que hacer desplazar a un paciente a 60 kilómetros o mas de su casa, porque tienen que ir a retirarlo a un centro hospitalario, aún a sabiendas de que el paciente tomará el medicamento en su casa, donde tiene una farmacia en su entorno, a menos de 250 metros de su domicilio y donde puede consultar sus dudas con un farmacéutico, con el que no necesita pedir hora para ser atendido.

P. Los farmacéuticos, junto a otros profesionales sanitarios, llevan décadas comprometidos en la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, ¿hay resultados de este compromiso, qué medidas se podrían adoptar para extender la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, el autocuidado, a un mayor número de personas?

Existe colaboración, pero siempre nos parecerá poca la colaboración con otros profesionales sanitarios, puedo poner como ejemplo las jornadas de uso racional de antibióticos, a la que acuden profesionales sanitarios como médicos de distintas asociaciones científicas, farmacéuticos, odontólogos, podólogos, veterinarios, etc. y que son un ejemplo de cómo podemos ponernos de acuerdo en trabajar en la misma dirección, porque el objetivo último es obtener beneficios para el paciente.

P. La función asistencial del farmacéutico, la oficina de farmacia como prestadora de servicios y su financiación se abordan en las jornadas, ¿desde qué perspectiva han planteado el debate?

Se abordan los servicios profesionales farmacéuticos, por supuesto, será abordado desde la perspectiva de la oficina de farmacia, pero también desde la distribución, desde la empresarial, desde las sociedades científicas e intervendrán senadores, abordándose todos los temas relacionados con estos servicios.
A estas alturas no creo que nadie dude que los servicios, como sucede en cualquier otro sector, deben ser renumerados. Es ahí cuando entramos en el debate: ¿Pagados por el paciente o por la administración? ¿Evaluados y pagados en función del resultado obtenido en la salud de los pacientes? ¿Cómo medimos esas mejoras en la salud? Pero sí estamos convencidos que deben existir servicios profesionales, que deben ser financiados y que el farmacéutico debe estar formado y certificado por los colegios profesionales para realizarlos.



Volver al resumen



Mapa
Llamada